Matemáticas y subconsciente

Hace un tiempo decía que no le quitasen la esencia a la maravillosa, fértil y cruel disciplina de la Matemática, pues nace de la más sutil eseidad que nos distingue del resto de la naturaleza y la crueldad de su dificultad nos indica que no solo emana del razonamiento, que facilitaría su comprensión, si no que proviene de regiones del subconsciente que aún nos son ajenas y sugerí a los interlocutores que no la maltrataran pues son un fiel reflejo de nosotros mismos.
Hoy, por el mismo medio que me llevó a esta percepción me llega la noticia de que el japonés Michizuki ha resuelto la conjetura “abc” ; sucintamente dicho, trata de dar respuesta a la expresión a+b = c, números enteros positivo divisibles por  grandes potencias de números primos y no me sorprende que matemáticos de la talla de Dimitrov comente al respecto: “ Las construcciones son generalmente claras, muchos de los argumentos se pueden seguir hasta cierto punto, pero la estrategia general sigue siendo totalmente escurridiza para mi” o este otro comentario: “ Michizuki emplea una serie de ideas y métodos desarrollados casi en completo aislamiento durante veinte años y que resultan incomprensibles para el resto de sus colegas. La comunidad científica no podía aceptar ni rechazar su demostración. La Conjetura estaba en el limbo”

El limbo es una zona expansiva  del subconsciente infinito. ¿Tengo razón?.

0 COMENTARIOS: