Los Malabaristas

La noche estaba despertando y tomaba conciencia de las primeras luces del día, con el ánimo maltrecho por las inconscientes batallas íntimas que se habrían desencadenado para dar armonía al día. Comencé a intuir que no era otra que la de pretender explicar el ¿por qué? de la manía de ocultar la realidad a los ávidos sentidos por donde penetra la vida.
                El día anterior, me había llamado la atención el descubrimiento de unos jóvenes científicos españoles que labrando de nano-esferas  una superficie áurea, habían conseguido la absorción total de las ondas luminosas que sobre ella incidieran, dándole aspecto de  un bulto oscuro, sin valor alguno. ¡Maravilloso ¡ y enseguida exclame: ésta consecuencia cuántica es cotidiana en todas la esferas de la vida. E hice memoria.
Si se trata de política, no me digan que el neoliberalismo de esta globalización, no tiene sus nano-esferas para ocultan el oro de la solidaridad humana, pues cuando dicen: eres libre y tienes derecho a elegir: ¿Público o Privado?, deterioran lo público y fulguran lo privado.
Si de Religión fuera, con predicar un dios verdadero, ocultan la existencia de ninguno que es el oro que se escamotea. Y si de economía se tratara, con  el atrevimiento consumista que fomentan para nuestra felicidad, se invisibiliza las pocas necesidades que el humano tiene para vivir y éste es el oro que las nano-esferas del consumismo oculta.
En el amor, que decir; si se oculta tras el sexo lo que de balsa para navegar tiene, fomentando derechos que deparan en violaciones, pederastias y cuantas aberraciones se inventan, hollándose la felicidad que de la intimidad y entrega se irradia.

                Así que, cuanto de oro hay en la vida, los especialista del malabarismo nos lo escamotean para ofrecer una  materia oscura  desequilibrando la existencia con estrés, amargura, engaños y miedos. El paradigma del que presumimos, se compensa con fármacos para beneficiar la mentira a la que nos habitúan y, sin duda, en este ranking mundial de la ocultación de la realidad, los españoles, no solo inventamos, si no que andamos a la cabeza de la lista y de cabeza andamos comiendo nano-esferas.


0 COMENTARIOS: