Profesores de I.B Alvarez Cubero. Priego de Córdoba. 1973/74






La Transfusión

Es la tercera cuartilla que relleno para hablar de fútbol y en esta ocasión para escribir lo que ha dejado en mi sus espectaculares triunfos, tan espectaculares que a cada uno de los que siguieron sus compromisos les hizo vibrar alguna cuerda de sus entrañas, y posiblemente a cada quien distinta. A mi, lo que mas me gustó fue la finura con que desarrolló, durante el juego, el sentido y el concepto de lo propio y la propiedad. En el futbol, como no podía ser menos, han encontrado el “nosotros” cuando el yo, ya no es suficiente para avanzar y la “propiedad colectiva” del balón cuando la privada desaparecía por falta de efectividad, pero lo maravilloso y difícil de explicar, es que nadie renuncia a su meritorio yo. No he visto mejor ejemplo de la cuadratura del círculo de lo privado-colectivo.
Cuanta distancia hay entre la estela que, como verdaderas estrellas, dejaron a su paso por el Campeonato del Mundo manejando estos conceptos y las  entelequias y vida de país que proyectan las pantallas de plasma. Cuanta crispación nos hubiéramos ahorrado, cuanta violencia de género desaparecería, cuanta estafa y prevaricación se hubieran evitado si, el doctor de la Roja, hubiera insuflado con transfusiones de este manejo de valores y actitudes, que en el futbol resuman, en la política, en las instituciones, en personas. Cuanto dolor se hubiese ahorrado. Ojala sea, algo de esto, lo que venga desde el ámbito de la explotación del clamoroso éxito del futbol
Para todos los donantes: Muchas Felicidades por los éxitos y muchas gracias por el ejemplo que nos dan. R.R.G



0 COMENTARIOS: