Foto tomada del Semanario Adarve.



Allí no estaré

            Allí no estaré. Ya estoy jubilado y esquilmado por el sistema y sé que estoy en ningún lado, pero allí donde la violencia se manifieste seguro que no estaré; seré su  firme opositor. No nos cansamos de la violencia ni de su espiral sin sentido que sólo nos traslada a mutilar derechos y beneficios que deben derivar de las causas que por ella se revindican. ¿Qué derechos pretenden defender? ¿Qué igualdad de oportunidades? ¿ Qué beneficios se obtendrán de quemar casas en la cobardía de la noche? Ninguno; en ningún caso: ¿Beneficios Ecológicos, quemando la casa por la que se taló el platanero mas emblemático de la Fuente del Rey: el de la verruga  No, el daño ya se hizo y no tiene remedio. Ahora, las leyes que eviten el abuso de poder no salen adelante con la irresponsable práctica incendiaria: Nerón es de otra época. ¿Combatir la dictadura con la quema de la casa de un antiguo edil? No, ya no hay dictadura, solo existe una débil democracia imperfecta y se corrige con los libros, los votos y las protestas civilizadas que nos distingan de los métodos caciquiles que utilizaron y utilizan los intereses espúreos. Más abajo, en la misma calle, ardió la casa de un hacendado. Sí, lo sé, sé que en tiempos intentaron evitar la industrialización de la Comarca. Pero ahora son otros tiempos. La industrialización pasa por iniciativas distintas a las que se practicaron; pasan por la iniciativa de gente emprendedora, por la educación, por la igualdad de oportunidades y por apoyar, con valentía y sin resquemores, esas políticas. Quemar las casa de quienes no lo hicieron no nos llevan  hacia una sociedad mas justa, por el contrario, nos traslada a la oscuridad de las cavernas y, peor, a fundirnos en un todo con la miseria ideológica de aquellos a quien denostamos.
            Hoy duele mi pueblo y con la violencia no estaré. No quiero el terror para mi porque constriñe mi libertad, y no la quiero para nadie.
            Fray Liberto.
             

                                                                         Nuevo


Se habla de nueva Constitución, de federalismo, de cambios en el proceso electoral, se habla de etc.. O nuestro políticos son tontos o nuestros políticos son conscientes de que son políticos y abren procesos que no tienen más salida que definir una nueva forma de entender España y caminar con el nuevo concepto por el S.XXI . Como la tramontana Derecha no deja cauce para los nuevos conceptos de España, los políticos abren nuevos procesos que desemboquen en lo nuevo y entre ellos apunto el de la derrota de ETA, que ya está de acuerdo en lo nuevo y de aquí esta antigua reflexión:

Hoy se ha derrotado a ETA y desde hace tiempo vengo diciendo que no era el problema, aunque lo era. El problema es donde aterriza ETA y ETA ha aterrizado, como no podía ser de otra manera, en la pista del mundo aberzale. Los vascos y muchísimos españoles se han alegrado por la consecuente liberación del pensamiento, hasta ahora secuestrado. La fuerza y la energía que han quedado liberadas del corsé de las pistolas tomarán intensidad y aprovecharán los cauces democráticos a los que tienen derecho y obligación de transitarlos.
            En el mejor de los casos, las energías liberadas se dirigirán hacía el federalismo, que será la meta de muchos más; catalanes, gallegos y de todos lo que sienten a España como un hermoso arabesco de encantados colores – perdón por lo superferolítico - . Lo que queda por andar es tremendo; por lo que supone de nuevo e ilusionante y por lo que conlleva de superación de siglos de Historia – ya se intento hacer en la República- . Ahora, existe una madurez social que quizás permita abordar el escabroso tema y superar conceptos y ambigüedades en la definición de España para avanzar sin temores por el siglo XXI, con democracia, justicia y paz.  Será mañana. Pero la primera piedra ya esta puesta.